jueves, 18 de mayo de 2017

RIVAROL: CRISIS EN EL SENO DEL DISTRITO DE FRANCIA DE LA FSSPX





FUENTE (extracto)

Como un rayo. El domingo 7 de mayo de 2017, siete sacerdotes decanos del distrito de Francia de la FSSPX hicieron pública y leyeron en el púlpito una carta expresando de manera explícita su oposición al decreto del Vaticano del 27 de marzo, concerniente a la celebración de los matrimonios para los fieles de la FSSPX (cuyos matrimonios deberán de ahora en adelante ser autorizados por el Ordinario modernista, el cura conciliar o su delegado procederán en principio, salvo derogación, al intercambio de consentimientos de los esposos). Esta carta marca más fundamentalmente el rechazo al ralliement de la FSSPX a los modernistas que ocupan el Vaticano. Estos siete sacerdotes decanos (sobre diez en total en Francia) son los Padres David Aldalur, “decano del decanato de Burdeos”, Xavier Beauvais, “decano del decanato de Marsella”, François-Xavier Camper, “decano del decanato de Lyon”, Bruno France, “decano del decanato de Nantes”, Thierry Gaudray, “decano del decanato de Lille”, Patrick de la Rocque, “decano del decanato de París”, Thierry Legrand, “decano de decanato de Saint-Malo”. Esta carta que apareció en el número del Chardonnet del mes de mayo de 2017, ha sido firmada también por tres superiores de las comunidades masculinas amigas (¡hasta ahora!) de la FSSPX: el R. P. Jean Marie, superior de la Fraternidad de la Transfiguración, el R. P. Placide, prior del monasterio benedictino de Bellaigue y el R. P. Antoine, guardián del monasterio capuchino de Morgon. Los diez signatarios de esta carta a los fieles también escriben: “Por último, nos gustaría expresar nuestro gran asombro por esta decisión romana y por el eco que ha recibido. Se supone que la prelatura personal que se ofrece a la FSSPX nos reconocerá tal como somos y nos mantendrá en la independencia respecto de los Ordinarios locales. Mas ahora las primeras decisiones tomadas consisten en someter injustamente nuestros matrimonios a tales Ordinarios, antes de condicionar, mañana, la apertura de nuestras nuevas casas a su aprobación”.

El P. Christian Bouchacourt, superior del distrito de Francia de la FSSPX, conocido por su obediencia incondicional a Mons. Fellay (y esto es, por otra parte, el por qué ha sido nombrado para este puesto) no tardó en reaccionar, sancionando a los oponentes. El P. de la Rocque ha sido inmediatamente depuesto de sus funciones en San Nicolás de Chardonnet y se le pidió abandonar las instalaciones a más tardar el 13 de mayo, lo que hizo.

Los otros seis “decanos” fueron igualmente depuestos de sus cargos. En un comunicado y en una misiva a todos los sacerdotes del distrito de Francia, el P. Bouchacourt justifica las sanciones contra los signatarios de la carta y denuncia un procedimiento “inaceptable y subversivo”. “¿Por qué escribir este texto en secreto?”, se interroga. En el campo de los signatarios, se indicó sin embargo que habían sometido este proyecto de carta al P. Bouchacourt pero que, ante la inercia de este último, los siete sacerdotes se decidieron a publicarla. En cuanto al culto del secreto y de los procedimientos subversivos, dicen del lado de los “revoltosos”: ¿no son esos precisamente los métodos empleados por Mons. Fellay desde hace muchos años en su férrea determinación para unir a toda costa la Fraternidad San Pío X con la "Roma modernista y apóstata" y traicionar así el combate de la fe?

Mientras que la FSSPX está a punto de obtener una prelatura personal, Mons. Fellay siendo recompensado por sus esfuerzos convirtiéndose en prelado de por vida y quedando cubierto de honores y de laureles por Bergoglio que dijo en el avión de regreso de Fátima, en el curso de una conferencia de prensa, todo lo bien que piensa del superior general de la FSSPX, con el cual mantiene relaciones “fraternales”; los ánimos se caldean y las divisiones se acentúan en la obra fundada por Mons. Lefebvre. Le Chardonnet del mes de mayo, que contenía la carta de los siete decanos, ha sido retirada pura y simplemente de la venta en San Nicolás; el P. Bouchacourt, antes del sermón del domingo 14 de mayo, solemnidad de Santa Juana de Arco, justificó las sanciones contra el P. De la Rocque y los otros signatarios acusados de rebelión contra la autoridad y de subversión. Una centena de fieles entonces se levantaron y abandonaron la iglesia, mientras que otros quince se pusieron a rezar el Rosario en el interior del edificio. De suerte que se pudo asistir a una escena surrealista: ¡una pelea en la iglesia San Nicolás en plena misa! El P. Bouchacourt nombró “cura” interino al P. Denis Puga en reemplazo del P. Patrick de la Rocque.

Antiguamente miembro de la FSSPX, hoy “rallie”, el P. Guillaume de Tanoüarn, buen conocedor de los equilibrios internos de la FSSPX, ve un interés personal para Mons. Fellay para concluir rápidamente un acuerdo. En La Croix del 12 de mayo, él recuerda que el superior general de la FSSPX llegará en julio de 2018 al término de un segundo mandato de doce años. Ya que « su política de apertura a Roma es minoritaria » en el seno de la FSSPX, estima que « él no está seguro de ser reelegido. Si le erigen una prelatura, el será prelado de por vida. Es una forma de golpe de Estado con otro nombre ».