miércoles, 17 de mayo de 2017

¡ LOS FIELES DE FRANCIA SE LEVANTAN ! - CARTA A LA COMISIÓN ECCLESIA DEI SOBRE LOS MATRIMONIOS


Mons. Fellay, el destructor de la FSSPX.




Publicamos con mucho gusto esta carta que le invitamos a firmar, y que concierne al hecho de que los matrimonios de los católicos sean puestos desde ahora en adelante bajo la jurisdicción de los obispos conciliares.

Como fieles unidos a la Fraternidad Sacerdotal San Pio X y al combate de su fundador Mons. Marcel Lefebvre[1], declaramos lo siguiente:

- Nos adherimos de todo corazón y con toda nuestra alma a la Roma católica, guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias para el mantenimiento de esa fe; a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad.

- Por el contrario, nos negamos y nos hemos negado siempre a seguir a la Roma de tendencia neomodernista y neoprotestante, que se manifestó claramente en el Concilio Vaticano II y, después del Concilio, en todas las reformas que de él surgieron.

Esta Roma modernista no ha cesado de atacar la misma institución del matrimonio[2]. El Vaticano II ha invertido los fines del matrimonio, cuyo fin primero ya no es la procreación y la educación de los hijos sino “la realización de los esposos”[3]. Muchísimos obispos y sacerdotes “conciliares” toleran actualmente, e incluso aconsejan el practicar la contracepción.

Recordemos principalmente que, el 15 de agosto de 2015, por los Motu Proprio Mitis Iudex Dominus Iesus[4] para la Iglesia latina y Mitis et Misericors Jesu para las Iglesias orientales, el papa Francisco instauró una especie de “divorcio católico” en la Iglesia[5]. Desde entonces, cualquier obispo puede “anular” cualquier matrimonio bajo diversos pretextos engañosos. El nuevo procedimiento de anulación prevé un examen exprés en 30 días, gratuito, hecho por sólo un juez posiblemente laico nombrado por el ordinario del lugar. La carga de la prueba es para la defensa, ¡lo que quiere decir concretamente que al principio del proceso el matrimonio se presume nulo!

Recordemos también que Francisco acepta que la comunión se dé a los divorciados vueltos a “casar”.

Estos destructores del matrimonio que pretenden, según las palabras de Mons. Muller [6]“contribuir a tranquilizar la conciencia de los fieles”, no pueden ser los jueces de nuestras uniones.


Es por eso que afirmamos nuestro firme rechazo a que los sacerdotes de la FSSPX recurran a los obispos de las diócesis para nuestros futuros matrimonios[7]. Nosotros queremos salvaguardar nuestras familias para la salvación de nuestras almas y las de nuestros hijos. Mons. Lefebvre preservó y nos dejó como herencia la grandeza y la fidelidad del antiguo matrimonio cristiano. Los fieles son los primeros preocupados por la nueva legislación de los matrimonios propuesta por Roma a la Fraternidad San Pio X. Nosotros nos oponemos a ella formalmente.

LOS FIELES PUEDEN FIRMAR LA CARTA ACÁ

                                                                  ***
La carta ya cuenta con 166 fieles que la firman. Agregue su firma.
Entre los comentarios de los fieles que firman se encuentran los siguientes:
“El superior general ha tomado una decisión inicua y de una brutalidad inusitada, agravando la angustia de los fieles […]. Nuestros sacerdotes son trasladados sin cesar. […] Mons. Fellay debe renunciar, de lo contrario lo peor está por venir”. Francois PLANTEY, Francia
“¡Para que la Fraternidad permanezca fiel a Mons. Lefebvre! ¡Apoyo a nuestros sacerdotes injustamente sancionados que sólo han proclamado la Verdad!” Charline VILLERT, Francia      
“No podemos colaborar con esta iglesia conciliar que trabaja para la descristianización, como lo dijo Mons. Lefebvre” Nicole HUGON Francia
“Es incomprensible que los sacerdotes sean sancionados por haber sido simplemente fieles al ejemplo de Mons. Lefebvre” Emmanuel BROCARD Francia

“Apoyo firmemente el hecho de que la FSSPX continúe el combate de la fe y no se deje englobar por la Roma modernista. Estoy contra la prelatura y un ralliement eventual”. Mathieu PETIOT Francia