jueves, 9 de abril de 2020

MONS. VIGANÒ INVITA A ORAR EL SÁBADO EL EXORCISMO DEL LEÓN XIII. TODOS JUNTOS.








El obispo Viganò invita a los obispos y sacerdotes a recitar
 el exorcismo el Sábado Santo


El 13 de octubre de 1884, León XIII tuvo una terrible visión del asalto de los poderes infernales contra la Santa Iglesia, y ordenó que se rezara a San Miguel Arcángel al final de la misa. También compuso un exorcismo que insertó en el Ritual Romano, en el que hizo mención expresa de lo que había visto: «La Iglesia, la Esposa del Cordero Inmaculado, está saturada de amargura y embriagada de veneno por astutos enemigos, que imponen sus manos sacrílegas sobre todo lo que para Ella es más querido. Donde fueron establecidas la Sede de Pedro y la Cátedra de la Verdad como luz para las naciones, ellos han erigido el trono de la abominación de la impiedad, de suerte que, golpeado el Pastor, pueda dispersarse la grey".

En estos días de tribulación grave, en que la pandemia priva a los católicos de la Santa Misa y de los Sacramentos, el diablo se desata multiplicando sus asaltos para inducir a las almas a pecar. Los días bendecidos de la Semana Santa, una vez dedicados a la Confesión en preparación para la Comunión de Pascua, todos nos ven obligados a un encierro forzado, pero no nos impiden orar al Señor.

Siendo un día de silencio, que espera el anuncio de la Resurrección, este Sábado Santo puede ser una ocasión preciosa para todos los ministros sagrados. No hay necesidad de salir, no hay necesidad de romper ninguna prohibición de la autoridad civil.

Pido rezar, en la forma que León XIII estableció para toda la Iglesia, recitando juntos el Exorcismo contra Satanás y los ángeles rebeldes (Exorcismus in Satanam et angelos apostaticos, Ritual Romanum, Tit. XII, Caput III), a las 3 pm (15:00 hora de Roma - CEST) el sábado 11 de abril de 2020, uniéndose en una batalla espiritual contra el enemigo común de la humanidad.

El Sábado Santo es el día en que se celebra el descenso al Inframundo de Nuestro Señor Jesucristo, para liberar a las almas de los Padres de las cadenas de Satanás. En el gran silencio después de la Pasión y la Muerte del Señor, la Santísima Virgen miró y creyó, esperando con confianza la Resurrección de su amado Hijo. Un momento en el que el mundo parece haber ganado, pero en el que se está preparando la gloria de la Pascua.

Pido a todos mis cohermanos en el episcopado y a los sacerdotes que se unan a la oración del exorcismo, conscientes de que este poderoso sacramental, especialmente si se recita en comunión con todos los demás pastores, ayudará a la Iglesia y al mundo en la lucha contra Satanás. También recomiendo usar la estola, un signo de poder sacerdotal y agua bendita.

La Santísima Virgen, terrible como un ejército desplegado en batalla, y San Miguel Arcángel, patrón de la Santa Iglesia y Príncipe de las Milicias Celestiales, nos protegen a todos.

+ Carlo Maria Viganò,

Arzobispo Titular de Ulpiana
Jueves Santo 2020






martes, 31 de marzo de 2020

CRUZADA DE ROSARIOS: FÁTIMA URGENTE





Una nueva Cruzada

Rosario ininterrumpido [24h]
Rosarium perenne

Para la conversión del Papa y consagración de Rusia


TRIPLE "C"





MONSEÑOR VIGANÒ: EL COVID-19 Y LA MANO DE DIOS




LOS DÉBILES Y EL CASTIGO DIVINO




SOBRE EL CORONAVIRUS Y LA SITUACIÓN ACTUAL DE LOS CATÓLICOS – S.E. MONS. DOM TOMÁS DE AQUINO






LA CONSPIRACIÓN ANTICRISTIANA




LA HORA DE LA INTELIGENCIA








NOVEDADES BIBLIOGRÁFICAS RECOMENDADAS







 

EVOLUCIÓN DE LA MISA DESDE EL CONCILIO VATICANO II