viernes, 28 de abril de 2017

PARALELISMOS


Tomamos este breve artículo de un blog de Argentina, con las aplicaciones que creemos aplicables a la actual situación de la FSSPX. Nuestros comentarios en rojo.

MARÍA ESTUARDO, REINA CATÓLICA DE ESCOCIA Y LOS MILITARES ARGENTINOS PRESOS…




Creo que quienes conocen la historia de Inglaterra y Escocia (de Roma conciliar y la FSSPX), pueden llegar a compartir las ocurrencias que relato a continuación. Isabel reina de Inglaterra (Francisco), hija bastarda de Enrique VIII (hijo del bastardo Vaticano II), era una mujer astuta e inscrupulosa (era un hombre astuto e inescrupuloso). Enrique (Vaticano II) se rebeló contra el Papado (se rebeló contra la verdadera fe católica) porque se le negó el divorcio e hizo pareja con nueva mujer cometiendo adulterio (hizo pareja con el mundo, cometiendo adulterio). Se autodesignó cabeza de la Iglesia inglesa (cabeza de la iglesia conciliar), y así fue jefe de la “reforma” protestante (de la reforma del concilio). María Estuardo, reina católica de Escocia (FSSPX, baluarte de la Tradición católica) se enfrentó mientras pudo con los protestantes escoceses (se enfrentó por cuarenta años con los modernistas romanos). Cuando los católicos de Escocia fueron derrotados (cuando los “lefebvristas” fueron derrotados por la seducción romana), no pudo soportar el desastre y buscó refugio en Inglaterra (buscó refugio en Roma), creyendo en la palabra y engañosas ofertas de protección de su prima Isabel (creyendo en la palabra y engañosas ofertas de protección de Francisco). No bien llegada a Inglaterra, María fue apresada y llevada de prisión en prisión, hasta terminar como cualquier delincuente en la torre de Londres (ni bien llegada a Roma, la Fraternidad fue llevada a una “torre”, es decir, prelatura, para recluirla). Cuando llegó a Inglaterra tenía 24 años y pasó 20 años presa hasta ser finalmente decapitada por su celosa tía (¿cuál será el final de Monseñor Fellay y sus asistentes?).

La historia de los militares argentinos presos por el poder y la venganza de la alianza liberal y comunista, es distante en el tiempo y el estilo a la de la reina María Estuardo.

Sin embargo, la mentira, el engaño, la crueldad, la injusticia y la venganza hacen que ambos casos tengan puntos en común.

Carlos Llambías