martes, 16 de abril de 2013

NOVEDADES DEL FRENTE: "AL MAL TIEMPO, BUENA CARA"


NON POSSUMUS

Novedades de los tres cofrades sancionados después de la Carta a Monseñor Fellay el 28 de febrero. Agradecemos a los fieles por sus informaciones y las cartas puestas a nuestra disposición.

Padre Olivier Rioult:

  


 « (…) Existe todavía una gran confusión respecto a mi estatus. El Decreto Penal del 7 de marzo me obligaba, bajo pena de expulsión, de presentarme dentro de las 48 horas en Wil, Suiza, de suspender todo ministerio, toda difusión de artículos, etc… Todo a lo cual me negué desde el 8 de marzo. Menzingen, por medio de Suresnes, le hizo saber a mi prior que yo debía abandonar el priorato. Por lo tanto, me creí expulsado. Pero el 16 de marzo, recibí una monición canónica exponiéndome que yo todavía no estaba expulsado pero que tenía que dirigirme lo más rápidamente posible a Wil para el proceso canónico. ¿El Decreto Penal no tuvo valor canónico? Si lo tuvo, ¿por qué pedirme que abandonara el priorato? Si no, ¿por qué amenazarme con una sanción que no lo fue? (…)

« El Padre Thouvenot, en la circular anunció a todos los miembros que “Una empresa de subversión” acababa de “ser sacada a la luz en el seno de la Fraternidad”. Tiene razón, pero esta es obra de los adeptos del GREC y fue sacada a la luz por el padre Lelong y por el redactor en jefe del blog Osservatore Vaticano, Vini Ganimara. Éste último explicó cómo Monseñor Fellay supo adoptar progresivamente un lenguaje mesurado y diplomático falsificando incluso documentos, para adaptarse a “la opinión pública de la FSSPX” opuesta a su política. (…) Utilizar su autoridad para decir que una cosa es, luego que no lo es, es hacer un uso tiránico de su autoridad. (…)

« Ciertamente mi ministerio está reducido por el momento, pero lo esencial está a salvo. Monseñor Lefebvre ¿no nos decía que celebrar la Misa es el 95% de nuestro ministerio? Los sacerdotes de la antigüedad en las minas de sal o los sacerdotes contemporáneos en el Gulag no tuvieron siempre esta gracia. Por lo tanto no me quejo. El tiempo libre del que dispongo me permite emprender un trabajo aplazado por mucho tiempo: la síntesis de todos los escritos de San Agustín sobre la gracia: ¡Es maravilloso! A esto se añade los comentarios de Santo Tomás sobre san Pablo, la vida de santa Gemma Galgani, una estigmatizada, Les Modérés de Abel Bonnard, el Tratado de la Iglesia por Billot…

 (…) hay que prevenir también a M. (…) que el 4 de marzo por la tarde, cuatro días después de la difusión de la carta del 28 de febrero, mi cuenta charles.corday en yahoo.fr fue pirateada, mi contraseña cambiada, mi identidad usurpada, mis corresponsales abusados y mi privacidad violada”. No pensé que mi dirección electrónica, escogida in illo tempore en honor de Charlotte, hubiera sido tan simbólica. (…) En vista de los medios técnicos sofisticados y policiacos que esto demanda, sospeché primero de Bin Laden, ese famoso agente de la CIA. Pero como murió desde el 2002, hubo que absolverlo. Entonces pensé en la otra cara de la CIA: el Mossad. Pero no es porque se tiene sangre en las manos que podemos acusarlos de todos los delitos del mundo. Dejemos a la justicia hacer su trabajo porque en realidad he denunciado por usurpación de identidad en Internet, con el fundamento de un artículo del código penal por invasión a la privacidad. Las cosas van avanzando bien, pero prefiero permanecer discreto por el momento. Todas las acciones de los hackers han dejado huellas que han sido debidamente certificadas por un notario.

Lo escrito, escrito está. Las direcciones IP de los piratas han revelado la localización de su señal. Ellas conciernen principalmente, pero no solamente, a Bruselas en Bélgica y Zug en Suiza. Este asunto es también una de las razones por las cuales me es imposible obedecer el Decreto Penal. ¿Cómo obedecer por una parte, la orden del Superior General que me ordena, bajo pena de expulsión, residir en Will para ser privado allí de mis movimientos y del acceso a internet en vista de un proceso canónico y por otra parte organizar la defensa de mis derechos civiles pisoteados por estos misteriosos piratas de la Red? Cuando mi proceso esclarezca este extraño asunto, consideraré de buena gana el proceso canónico. Yo pienso que la Casa General lo comprenderá fácilmente, porque su intención no puede ser aislarme a fin de dejar que los culpables corran en libertad. (…)

« He recibido mucho apoyo de familias y de cofrades que ven muy claramente el liberalismo práctico y teórico haciendo progresos extraordinarios en nuestros medios. Ciertos cofrades todavía no se atreven a advertir contra el error, sea éste doctrinal, moral o de vestimenta… La inmodestia en el santuario, un verdadero escándalo público, es muy sintomático; ésta ya no es reprendida en muchas de las capillas y escuelas. Ciertos cofrades se han convertido en perros mudos. (…) Voy a permanecer algunos meses en la casa de (…) y allí yo podré hacer mi pequeño “tour de France”. Después de tomar un poco de retiro, me decidiré. (…).”

Padre Matthieu Salenave

  


El Padre Salenave no comprende por qué quieren hacerle un proceso. A pesar de ser Francés, el es sacerdote del distrito de Bélgica. Por lo tanto no le atañe la carta del 28 de febrero escrita por sacerdotes del distrito de Francia. Aunque en su fuero interno y en privado él comparte la substancia de esta carta, está consciente de que no se le puede hacer, honradamente, un proceso de intención. Por lo tanto, tiene buen ánimo y confianza en el resultado del proceso. Su abogado ha hecho un buen trabajo. Además, su pasado en Antimodernime.info está fuera de esta cuestión.

En efecto, a principios de febrero, dos días después de la difusión por Antimodernisme.info la carta abierta al Padre Lorans, uno de los cofundadores del GREC, el superior de distrito de Bélgica convocó al Padre Salenave en nombre de la Casa General para hacerle saber que estaba al corriente de su actividad en Internet. Al día siguiente de esta entrevista, el sitio cerró. El fin de semana siguiente, el Padre Wailliez le manifestó al Padre Salenave la satisfacción de la Casa General. El Padre Salenave interrogó a su superior sobre las sanciones que se tomarían en su contra. El Padre Wailliez le dijo que no sufriría ninguna sanción aunque Monseñor Fellay pensaba que había pecado gravemente. Algunos días después, se le hizo comprender que una carta de disculpas sería bienvenida, pero el Padre Salenave explicó que esto sería difícil: su conciencia no le reprochaba nada. En efecto, el padre Salenave es un cofrade discreto y sin problemas que forma parte de “esos sacerdotes que tendrían un problema de conciencia y se opondrán a la autoridad”. Retomando las palabras de Monseñor de Galarreta.

Fue a finales de febrero, principios de marzo cuando cayó el Decreto Penal. A menos que rompan su palabra, no vemos por cuál delito la Casa General puede juzgar a este sacerdote.

Los jueces serán el padre Wuilloud, superior del Distrito de Suiza –que vino en persona, ayudado por el padre Grün y enviados por el Superior General, a buscar, el 14 de marzo pasado, el disco duro del priorato de Nancy- asistido por los padres Petrucci, superior de distrito de Italia y Quilton, profesor en el seminario de Ecône. La fecha del proceso todavía es incierta.

Últimamente, el padre Petrucci excomulgó a fieles italianos de las capillas de la Fraternidad por haber difundido en la Red textos que criticaban a Monseñor Fellay. Mientras que el padre Wuilloud invitó, el 13 de diciembre de 2012 a Monseñor Huonder a entronizar y coronar una Virgen en su distrito. Delante de todo el colegio de Wang reunido, el obispo de Coire dirigió unas palabras. Pero el 15 de marzo de 2013, este obispo conciliar conservador retiró al Padre Reto Nay de su misión canónica por haber denunciado públicamente a los obispos de Alemania y Suiza que autorizaron la píldora del día después en los servicios hospitalarios. Esto nos recuerda la intervención de Monseñor Fellay explicando al Padre Ceriani que “para salvar el principio de autoridad”, no se puede “exigir de Roma una retractación”, eso sería “ilusorio, incluso peligroso, exigir del poder pontifical una especie de denegación” porque “Roma nunca se desprestigia”. Igualmente un obispo no puede desprestigiarse ante un simple sacerdote. Por lo tanto, hay por lo menos un acuerdo práctico, aunque no doctrinal, entre Monseñor Huonder y Monseñor Fellay.

De todos modos, el Padre Salenave no piensa recusar a ninguno de sus jueces porque, estando vacío el expediente, no ve cómo el proceso podría evitar reconocer que el comunicado del Padre Thouvenot pura y simplemente lo ha difamado gravemente. Este asunto continuará.


Padre Nicolas Pinaud




PadreNicolas Pinaud
IIII IIII IIII IIII Ier día de detención en la fortaleza de Jaidhof
Priestbruderschaft St Pius X
Jaidhof 1 A
3542 GFÖHL, NÖ
Austria

31 de Marzo de 2013, día de Pascua.

El consuelo que ustedes me han dado es muy sensible y se los agradezco vivamente. Esta semana santa ha tenido un gusto muy particular. ¡Cómo es fácil predicar la Cruz! Pero no es suficiente, hay que llevarla –y llevándola- puede ser que la predicación se transforme…

Después de un viaje interminable, llegué al lugar de mi detención: un gran castillo a 50 km de Viena. Una decena de personas simpáticas, de nacionalidades diferentes, viven allí de manera habitual, pero yo soy el único con el estatus de detenido en arraigo domiciliario. Ignoro todavía el grado de vigilancia que me rodea: ¿espionaje telefónico? ¿video escondido? Mi correo no me parece haber sido abierto. Pero después de lo que me he dado cuenta, no me sorprendería. (…)

Privado totalmente de ministerio a excepción de los moribundos –pero la lengua local no me volvería eficaz a su lado- yo ocupo mis días como lo hacía después de dieciocho meses en Couloutre, donde sin ser privado de ministerio, me beneficiaba de un tiempo libre casi total. Yo continúo con la relectura de artículos y libros en Word que podrían ser reeditados. De aquí al fin de semana, la totalidad de los artículos del Padre Garrigou-Lagrange publicados en la Via Espiritual entre 1920 y 1950, estará disponible. Algunos amigos aprovechan mi tranquilidad para proponerme trabajo y yo les agradezco. Uno de mis antiguos alumnos me acaba de enviar para releer su última obra que aparecerá próximamente (…).

Yo no quiero desaprovechar la oportunidad de estudiar un poco de alemán. El domingo pasado, escuchando el sermón del Padre Trutt, reconocí las palabras über alles, y en la mesa, creí entender una vez: mein kampf… pero no deduje nada porque el contexto se me escapó completamente.

No se sorprenderán de que mis días me parezcan cortos. Hay tanto que hacer. Y olvidaba mi correo, el cual es muy útil para el equilibrio psíquico: es una ventana que permite escapar al exterior. Algunas llamadas de teléfono, muy precioso para mí con pláticas de buen humor, me distraen agradablemente en mis horas de soledad y agradezco todas estas delicadas atenciones.

Por el contrario, es inútil abrir mi correo electrónico porque tengo prohibido el internet (…) por otra parte, desde la violación de mi correo privado por piratería electrónica, he presentado denuncia. (…)

Yo espero pacientemente –sin ninguna información hasta este día- sobre este proceso que me fue anunciado brutalmente el pasado 7 de marzo. Fui acusado de “participación en la redacción y en la difusión de cartas anónimas como la del 28 de febrero pasado”. Yo no lo recuerdo. Pero el contenido de estos documentos no ha dejado de inquietarme porque yo fui testigo, como otros, de algunos hechos que se reportan en esa carta.

Con un poco de retardo, me enteré del nombre del sucesor de Benedicto XVI y las informaciones que se dan sobre sus primeras acciones me inquietan: ¿pertenecen a la Iglesia católica, a la Iglesia visible, a la Iglesia conciliar o a ninguna?

Cristo ha resucitado… ¡pero para vencer a la muerte, siendo Él mismo Dios, tuvo que conocerla! Me confío a sus oraciones fervientes, les deseo, a todos, felices Pascuas y les aseguro mis oraciones dolorosas.